Natación

Compartir

En la natación paralímpica se practican cuatro estilos: libre, braza, espalda y mariposa. Además, los cuatro se combinan en la prueba de estilos, ya sea individual o de relevos.

Todas las carreras se disputan en piscina de 50 metros y los deportistas pueden salir desde tres posiciones: de pie sobre el poyete, sentados en el poyete o directamente desde dentro del agua. Algunos Opens se realizan en piscinas de 25 metros.

Competición de natación

En este deporte, los nadadores se clasifican en función de cómo afecta su discapacidad a la hora de practicar cada estilo. Las clases S1 a S10 engloban a
aquéllos que tienen discapacidad física o parálisis cerebral, siendo los de la S1 los más afectados y los de la S10 los más leves. Además, la clase S11 se reserva para los nadadores ciegos, la S12 y S13 para deficientes visuales y la S14 para discapacitados intelectuales. Existe una categoría específica para deportistas con Síndrome de Down, la S15. La “S” delante del número de la clase se refiere a la categoría del nadador para las pruebas de estilo libre, espalda o mariposa.

En braza (SB) algunos nadadores con discapacidad física compiten en una clase más baja, ya que se requiere una propulsión más fuerte de las piernas. También se utiliza esta regla para la prueba individual de estilos (SM). La natación es uno de los pocos deportes que se viene practicando de forma continua desde los primeros Juegos Paralímpicos, los de Roma 1960.
www.paralimpicos.es

De forma general, la natación ayuda a desarrollar las capacidades (físicas, personales y sociales) Conseguir que los nadadores puedan realizar una
actividad física, Contribuir a crear lazos y solidaridad entre ellos, conseguir que se apoyen entre ellos y se ayuden entre ellos.

La natación adaptada:

• Mejora el propio conocimiento del cuerpo y el descubrir el máximo de posibilidades del cuerpo en el agua

• Permite el desarrollo de la tonificación muscular

• Ayuda a prevenir la  obesidad porque impulsa el movimiento

• Controla la fatigabilidad de las personas ya que provoca la relajación

• Ayuda a reafirmar la autoestima, ya que la combinación entre el reconocimiento del propio cuerpo y tener que enseñar la imagen propia en las
balsas o piscinas, estimula a aceptarnos, conocernos y generar interés en mejorar provocando de esta manera el desinhibirse y borrar falsos
pudores, miedos y complejos.

Para muchos de los nadadores y nadadoras, la práctica de la natación ha supuesto un proceso de maduración personal. Gracias a este deporte, muchos nadadores y nadadoras se dan cuenta de su autonomía en las actividades cotidianas, y eso siempre es un plus de autoestima. Por ejemplo, el simple hecho de cambiarse de ropa sin la ayuda de los padres, para muchos ya es un reto dadas sus dificultades de movimiento.

A nivel deportivo, los nadadores de dan cuenta de su evolución con detalles cómo conseguir nadar determinados metros a un estilo cuando antes no eras capaz de superar ni la mitad, o cuando antes no podías realizar algunos movimientos o actividades específicas y ahora sí. O lo más obvio, cuando en una competición acabas la prueba en menos tiempo que en la anterior competición. También, conocer y relacionarse con otros compañeros y compañeras de otras comunidades, ayuda en el proceso madurativo. Esto construye relaciones personales que pueden progresar fuera del ámbito
deportivo y ser importantes en la vida diaria.

Club Deportivo Aquatic Campanar

Muchas personas con discapacidad han decidido, desde finales de los años 90, apuntarse al Club Deportivo Aquatic Campanar, adscrito a la F.ES.A. (Federació d’Esports Adaptats de la C.Valenciana), por distintos motivos. La mayoría 59 de nadadores con discapacidad inician su vida deportiva en el agua como método de rehabilitación y poco a poco cogen el gusanillo a este deporte hasta llegar incluso a nivel internacional.

Pero hay otros deportistas, que entran a conocer el mundo de la natación adaptada por una lesión sobrevenida en algún momento de su vida o incluso hay otros deportistas con discapacidad que simplemente quieren probar una faceta deportiva nueva.

El club valenciano de natación adaptada, con el objetivo de conseguir el mayor número de personas que participen en las distintas competiciones, cuenta actualmente con alrededor de 30 deportistas repartidos en tres niveles deportivos diferentes: escuela, tecnificación y rendimiento.

Los nadadores más jóvenes (por lo general, menores de 12 años) como Berta o Jennyfer Ocaña, formarían parte del primer nivel, donde se empieza a enseñar el mundo de la competición a través de participaciones puntuales en los llamados ‘Open’ o ‘Trofeo’ de la C.Valenciana con las que se estimula valores como el esfuerzo, la superación personal, la autoestima y la autonomía.

Carlos Zanón, Lucía Martínez, Pedro Suárez o Ángela Fernández, entre otros, pertenecientes al segundo nivel deportivo, son nadadores y nadadoras jóvenes, motivo por el cual los aspectos que más se trabajan son la base aeróbica, el nado de la técnica haciendo uso de los distintos materiales, la práctica de las salidas y los virajes… La intención es que estos nadadores y nadadoras tengan las nociones necesarias para saber entrenar y poder llegar a un alto rendimiento. El equipo de rendimiento está constituido por nadadores y nadadoras de 16 años en adelante, entre los que cuenta con Sergio Martos, Laura Mengó o David Leveqc, deportistas de élite cuya responsabilidad es deportiva, pero también pública, ya que mediante su actividad transmiten un ejemplo de superación para la sociedad, además de que es una de las formas que existen para dar a conocer la natación
adaptada. El club intenta proporcionarles, a cambio, las condiciones necesarias (material, traslado y estancia) durante los entrenamientos y competiciones.

Pero en el equipo del Aquatic Campanar caben muchos más miembros que los mismos deportistas. Los entrenadores David Román y Víctor Rodríguez tienen una responsabilidad que va más allá de lo deportivo: son los transmisores y promotores de los lazos emocionales y afectivos del

equipo valenciano.

Las madres y padres de los nadadores como Regina Galdón o Inés Yerbes se encargan de las tareas organizativas de los viajes y de la provisión de equipaciones, lotería, becas… Los auxiliares y todo el entorno de la Piscina Cubierta de Campanar (técnicos, usuarios, amigos) y de FESA completan el equipo valenciano con su labor de apoyo en los transportes, estancias y competiciones. Solo de esta manera se ha podido llegar al puesto más alto del podio nacional la temporada pasada en el mes de junio en Cádiz. Además de este campeonato de España, los miembros del club Aquátic Campanar con mínima nacional participan en campeonatos de España por federaciones autonómicas. También tenemos representación en el Campeonato
de España Universitario con una clasificación conjunta de deportistas con y sin diversidad funcional, al igual que en el Campeonato de España de Edad Escolar.

A nivel internacional, podemos destacar la participación de algunos miembros del club como Vicente Gil, o el archiconocido multideportista
Ricardo Ten, a JJ.PP. de Río de Janeiro, la cita más importante internacionalmente de 2016, además de David Levecq, subcampeón en el Mundial que
se celebró en México, al que también acudió nuestra joven nadadora Eva Coronado.

Club Deportivo Aquatic Campanar

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *